Girona es uno de los destinos más codiciados para amantes de la comida y el vino. (http://www.doemporda.cat/) Si, además de una cocina con un capital inmenso, añadimos todos los encantos paisajísticos, la maravillosa Costa Brava y el arte y la cultura que ha dejado la figura de Salvador Dalí, el resultado es increíblemente atractivo.

 

El recorrido del llamado “triángulo” Dalí, es descubrir la región gastronómica más reconocida tanto a nivel nacional como internacional: El Empordà. Este ha sido el gran símbolo de la cocina de vanguardia española, elBulli, Ferran Adrià, es el mejor restaurante del mundo: el Celler de Can Roca , aclamado por los mejores expertos. Algo tendrá que concentrarse en esta provincia, con más de 2.500 restaurantes, y este año 20 estrellas Michelin.

La cocina del Empordà debe mucho al producto. ¿Mar y montaña? Esta fusión es un clásico. Pero el mérito reside también, y principalmente, en chefs como La Cuina de l’ Empordanet, el colectivo más antigua de España (desde 1983), que tomó el nombre de ese diminituvo amoroso que solía usar Josep Pla, otro ampurdanés de pro, cuando se refería a la parte más íntima de este hermoso lugar.